Cleverit: Entregando agilidad y rapidez mediante DevOps en Chile

Para esta joven empresa chilena DevOps es la suma de prácticas y herramientas que crean nuevos hábitos en las personas para desarrollar software de manera ágil, rápida y con mayor calidad. “Pero para que esto suceda, debe haber si o si un cambio cultural en las personas, ya que se necesita salir de la zona de confort para modificar la manera de trabajar”, destaca Carlos Gallardo, Jefe de Arquitectura de TI en Cleverit y quien respondió a nuestro medio, sobre esta nueva tendencia TI que llegó para consolidarse.

¿Cómo definen DevOps bajo la estrategia de su empresa?

DevOps es un concepto muy usado en el entorno TI actual, así que es difícil dar una definición y tomarla como única.

Para nosotros, DevOps es una ideología de trabajo que une a las personas, los procesos y la tecnología para enfrentar los proyectos de una manera diferente a como se hace actualmente.

Lo llamamos ideología porque busca promover un cambio cultural en las organizaciones; tiene como objetivo implementar prácticas que eliminen los silos y que fomenten una cultura de colaboración en el desarrollo de proyectos, ya sean de software o de otro tipo.

¿Es aun DevOps un mito o una realidad en las estrategias actuales?

DevOps ya es parte de la conversación en el entorno TI, pero existen variadas definiciones y estas dificultan la total comprensión del valor que entrega su implementación.

En términos simples, DevOps es la suma de prácticas y herramientas que crean nuevos hábitos en las personas para desarrollar software de manera ágil, rápida y con mayor calidad. Estos hábitos necesitan si o si de un cambio un cambio en las personas, ya que se necesita salir de la zona de confort para modificar la manera de trabajar.

Para que DevOps deje de ser una palabra de moda y se transforme en una realidad, debemos preparar a las personas para este cambio, ya que ellas son el principal motor de la organización.

¿Cuáles son los beneficios de incorporar DevOps en una organización? ¿son a corto o mediano plazo?

El principal beneficio es que entrega agilidad y rapidez a las empresas para entregar valor continuamente, ya que permite integrar, entregar e implementar software de una sola vez.

En términos prácticos, la idea de entregar valor continuamente se traduce en integración continua, entrega continua e implementación continua, gracias a que se automatizan partes del proceso que actualmente se hacen de forma manual, lo que genera muchos errores y demanda tiempos muy largos.

Las prácticas DevOps pueden impactar todas las partes de un proceso, así que tiene objetivos de corto, mediano y largo plazo, ya que la mayor parte de las veces se implementa por etapas.

Algunos beneficios son la disminución de riesgos y de costos que implica realizar las pruebas de software manualmente, ya que con DevOps estas se encuentran automatizadas, También otorga control sobre los códigos de fuente y la instalación de versiones, entregando mayor seguridad y calidad, ya que el código será auditable, trazable y medible.

Como consecuencia, estas prácticas ágiles hacen que los profesionales de TI se planteen unificar su stack tecnológico, el que generalmente está obsoleto y es una mezcla de tecnologías distintas que demora cualquier despliegue de ambientes.

¿Esto produce cambios culturales fuertes en la organización o solo a un área que lo utilice diariamente?

Aunque estas prácticas se apliquen solo al departamento de TI, generan cambios en toda la organización.

Eliminar los silos beneficia a todos, ya que una cultura de trabajo basada en la colaboración, la responsabilidad compartida en los proyectos, la autonomía de los equipos y la confianza, son valores que cualquier compañía quisiera tener.

Para el área de TI implica un gran desafío sumarse al movimiento DevOps, ya que es necesario que el CTO y su equipo se involucren en el modelo de negocio de la organización y pongan la tecnología al servicio del objetivo de transformación digital,

¿Cómo creen que hoy DevOps puede aportar a la transformación digital de las empresas y desarrolladores del futuro?

No hay procesos buenos ni malos; hay procesos adecuados para las diferentes etapas de las empresas.

Para poder transformarse digitalmente, es necesario contar con procesos ágiles y rápidos que respondan a las necesidades actuales de los clientes. En este sentido, la cultura de la inmediatez es la que manda hoy en el mercado y las prácticas DevOps ayudan a responder a ese cambio. ¿Te imaginas que si se cae Instagram, el equipo de TI tenga que esperar tres meses por un ambiente para probar la nueva versión? Esto no es viable para ningún negocio que quiera basar el despliegue de sus productos o servicios en lo digital.

¿Ustedes creen que hoy DevOps es una cultura TI?

No solo lo creemos, estamos seguros.

Cada empresa es una cultura y cada cultura tiene una ideología propia, una forma de hacer las cosas que la diferencia, valores y hábitos que son parte de su ADN y que son su motor; cada cultura también cuenta con sus propias herramientas para ir forjando su futuro, su evolución.

Cada cultura es un grupo de personas que hacen que todo lo anterior sea posible. DevOps es todo esto; une personas, procesos y herramientas tecnológicas para que las empresas puedan transformarse digitalmente y evolucionar.